viernes, 28 de enero de 2011

James George Frazer / La dama que no podía morir


Fotografía de Karina Marandjian
James George Frazer
LA DAMA QUE NO PODÍA MORIR

Otro relato, recogido cerca de Oldenburg, en el Ducado de Holstein, trata de una dama que comía y bebía alegremente y tenía cuanto puede anhelar el corazón, y que deseó vivir para siempre. En los primeros cien años todo fue muy bien, pero después empezó a encogerse y arrugarse, hasta que no pudo andar, ni estar de pie, ni comer ni beber. Pero tampoco podía morir. Al principio la alimentaban como si fuera una niñita, pero llegó a ser tan diminuta que la metieron en una botella de vidrio y la colgaron en la iglesia. Todavía está ahí, en la iglesia de Santa María, Lübeck. Es del tamaño de una rata, y una vez al año se mueve.


James George Frazer
Balder the Beautiful

Fotografía de Anja Millen


James George Frazer
THE LADY WHO COULD NOT DIE
Translated by Verónica Arciniegas

Another story, collected near Oldenburg; in the Duchy of Holstein, is about a lady who ate and drank merrily and she had everything as a heart could desire and wanted to live forever. In the first hundred years everything was fine, but then she began to shrink and shrivel until she could not walk or stand, or eat or drink, but she could not die either. At first, she was fed like a little girl, but she was so tiny that she was put inside a glass bottle and hung in the church. She is still there, in the church of Santa María, Lübeck.  She is the size of a rat, and once a year she moves.




No hay comentarios:

Publicar un comentario