miércoles, 14 de enero de 2015

Alejandra Ulloa / Efímera nostalgia


Alejandra Ulloa
EFÍMERA NOSTALGIA

El día que él se casaba, ella optó por la indiferencia.

Abrió el refrigerador y con la imaginación visitó la cabaña a la que solían escaparse juntos los fines de semana. 

Sacó los ingredientes para prepararse una ensalada.

Bajó la escopeta de la repisa de la chimenea, la apoyó en el suelo frente a ella y utilizó el cañón como florero para su ramo de coliflor.

Mordió una coliflor y, al sentirla en el paladar, apretó el gatillo y se voló el recuerdo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario